Hay veces que sales y, sin saber muy bien cómo, terminas con el trabajo de un grupo en tu bolsillo. Un concierto, unas cervezas, y el diálogo es lo que tienen, “yo hago esto” “yo hago lo otro…“. Es así como el primer trabajo de los toledanos DOSS HOUSE ha terminado en mis manos. Y sinceramente, encantada de la vida. Cada vez lo repito más y más alto. La calidad de los músicos españoles no tiene nada que envidiar a la de otros países. Y en esta ciudad, que durante mucho tiempo ha estado dormida y dominada por los de siempre, ahora nos encontramos con una riqueza musical tremenda. Y me da igual si hablas de Death Metal, Heavy, Metalcore, o, como en el caso que nos lleva hoy, Hard Rock o Rock a secas, porque el catálogo musical, a veces resulta cansino y pesado.

El primer trabajo de DOSS HOUSE se compone de cuatro temas, donde el quinteto desde luego dejan muy claro su buen hacer. Mezclado y masterizado por Bershe Mora (RHESUS) todo queda en casa. Han escogido el inglés como idioma a la hora de cantar.

Cuatro cañonazos que harán las delicias de los amantes de este estilo, y si no eres de los que le gusta el lado tranquilo del rock, te recomiendo que le des una oportunidad a DOSS HOUSE porque, aunque se mueven en el lado más calmado de este estilo, son innovadores y frescos, con una claridad instrumental donde todos se conjuntan a la perfección.

Nada queda fuera de lugar. Cada tema es un viaje a ese sitio donde la buena música tiene el poder de transportarnos. Tengo que decir que se me hace demasiado corto, y que me he quedado con ganas de más, de mucho más. Y aunque algún tema se queda un poco cojo como es el caso de Speed, que no sé si se debe a que está un poco más bajo grabado, o que en la propia canción te dan ganas de mucha más rapidez. Pero es como que le falta ese pequeño punto. Pero por sacar algún pequeño defecto al disco.

El tema más actual se trata de You Won’t Kill Me, en el que juegan con la voz y con unas guitarras mucho más pesadas que el resto de temas. Luego tenemos tanto Why Not como Broken, que son dos auténticos cañonazos de Rock con pequeños tintes de Sleazy.

Ganas tengo de que graben el disco completo y ver lo que estos chicos, que de nuevos no tienen nada y que llevan toda la vida en unos grupos y otros, son capaces de hacer y, no me cabe la menor duda, de que oiremos hablar de ellos en más de una ocasión.

Los aviadores ingleses de la II Guerra Mundial decían que uno empezaba su cometido en la contienda con una tetera llena de suerte y otra de experiencia, esta última vacía, y que hay que esperar que la segunda se llene antes de que la primera se agote. Algo similar les puede suceder a estos cinco toledanos que presentan una primera gran demo, si bien algo de experiencia sí que llevaban alguno de los integrantes al proceder de Erótica, Moon Tree o Antígona, llevando como Doss House desde noviembre de 2007. Si no hemos sabido nada antes del grupo ha sido por lo que parecen inevitables movimientos de formación en las bandas que comienzan, en eso Doss House suerte no han tenido.

Como si Doss House tuviesen prisa por mostrarnos su música “Why Not” es un tema intenso y coreable desde casi su inicio, de sonido familiar, fácil de asimilar y que nos muestra un metalizado hard rock que juguetea con el heavy metal. Pista de arranque con diversas melodías que despuntan en medio de una mezcla no del todo rudimentaria, pero si directa y sin vínculos con las superproducciones: no hay trampa ni cartón con Doss House y su primera grabación.

De “Speed” me quedo con esa línea de bajo que inicia un grandísimo tema, si bien a Prestel le vendría bien mejorar su embrutecido inglés. El solo de guitarra de este segundo tema ha quedado tremendo.

“You Won´t Kill Me” es de nuevo otro hard rock callejero, desenfadado y con un trabajo de guitarras muy destacable, tanto en arreglos y melodías como en el solo, para acabar con “Broken”, iniciado con el riff más destacable de los diecinueve minutos de grabación.

Es acabar de girar el compacto y querer ponerlo de nuevo otra vez, signo inequívoco y mejor señal de que estas ante algo bueno. Además portada, logo, foto del grupo… todo encaja en que Doss House es una banda que parece creer en sus posibilidades y que a la vista de lo escuchado están preparados para un larga duración que al parecer ya están preparando, así que sirva esta demo como avanzadilla y promoción de la banda afincada en Toledo.

De momento, y una vez presentados, ahora a ti te toca investigar por los enlaces que hay debajo de la foto, escucharles y hacerte una opinión personal sobre Doss House.